El Centro de Día brinda contención a personas que no puedan acceder a otros programas de educación y/o rehabilitación. Es un servicio que se brinda al niño, joven o adulto con el objeto de fomentar actividades orientadas al logro del mayor grado de independencia posible, en el desempeño cotidiano; a la vez que se despliegan acciones para la plena inclusión social.